¿Te encuentras estresado por las deudas? este es el momento de aprender algunos tips para mejorar tu bienestar financiero este 2021. Aunque muchas personas no dan prioridad al tema financiero, lo cierto es que afecta bastante a nuestra salud general.

Parece existir en nuestra mentalidad que es necesario o “normal” vivir endeudado para obtener bienes, bienes que no nos ayudarán a obtener más ingresos. Sin embargo, todo esto está ligado a una falta de educación financiera que es imprescindible para una correcta toma de decisiones.

Mejorar tu bienestar financiero

En la actualidad existe el factor “consumo acelerado” o “consumismo” que impacta en los hogares y familias a nivel mundial. Afecta en forma directa el bienestar financiero, además del mental, emocional y físico de cada persona.

Es aquí que, más que nunca, se hace imprescindible adoptar una buena
administración de la economía para sanar las finanzas personales y/o familiares. Es decir, encontrar la anhelada “libertad financiera”, dentro de un proceso planeado paso a paso.

Para culminar con éxito todas las metas financieras, puedes poner en práctica los siguientes tips para mejorar tu bienestar financiero:

  1. Conocerte a ti mismo:
    ¡No te engañes! Tú eres el único que conoce en qué gastas el dinero que recibes. Si eres un comprador compulsivo, esto no te ayudará en nada.

    Debes poner un límite a tus caprichos o gastos innecesarios, lo que hacen es desviar gran parte de tus ingresos, que de otra manera, podrían ser usados de mejor manera.

    Debes mostrar unas finanzas equilibradas, teniendo en cuenta el monto de tus ingresos, el ahorro y los gastos fijos. Si tienes un restante, debes saber muy bien cómo invertir, no malgastar.

    Es peor la situación si realizas compras utilizando un dinero que no tienes (tarjetas de crédito, préstamos). Esto solo te va ahogando y apretando tus finanzas. Ten en cuenta que las compras más caras son las que se realizan con préstamos, pues terminas pagando mucho en intereses.
  2. Separa una parte para el ahorro y la inversión
    Es importante que dentro del presupuesto que realizas cada mes, separes entre un 5% y 10% para el ahorro. Debes realizar la apertura de una cuenta bancaria o iniciar un plan de inversión para no tener la tentación de gastar este dinero. El ahorro es clave para afrontar futuras emergencias o épocas de pocos ingresos.

    ¿Cómo podrías obtener ingresos extras? Una opción es trabajando más, y la otra opción es invirtiendo. Por ejemplo, si tienes un inmueble para alquilar, pero necesitas mejorar dicho lugar, puedes adquirir un préstamo para remodelar vivienda y cobrar un mayor alquiler cada mes. Esto será viable siempre y cuando puedas cubrir el pago de la deuda con el incremento del alquiler. Adicionalmente, el valor de tu vivienda se incrementará y en un futuro podrás venderlo a mayor precio.
  3. Sé cumplido en el pago de tus deudas
    Lo primero que debes hacer al recibir tu ingreso de cada mes, es pagar tus deudas, sobre todo las más caras. Mejor aún, si puedes cancelar todas esas deudas lo antes posible ¡hazlo!

    Al pagar en forma definitiva tus deudas, liberas tu economía y evitas un pago futuro de intereses, es decir, ahorras dinero.

    Además de pagar a tiempo, tienes la opción de pagar menos intereses por tus deudas. Considera la opción de obtener una consolidación de deudas. ¿En qué consiste? En obtener un préstamo, con menor tasa de interés, que te permita pagar todas las deudas que tienes y quedarte solo con una (con menor costo). De esta manera ya estarás aliviando tu carga financiera mensual.
  4. Invierte en tu educación financiera
    El conocimiento es clave y hoy en día es muy fácil conseguir videos, cursos y talleres sobre finanzas personales; muchos de ellos gratuitos. Inscríbete en los que puedas, y ve aprendiendo más sobre cómo tomar control de tus finanzas y salir de deudas.

Si aprendiste de estos tips para mejorar tu bienestar financiero este 2021, es el momento que empieces a aplicarlos. El año que viene puede ser muy distinto a este que está acabando, todo depende de ti y de tu disciplina para conseguir el bienestar financiero, que al final siempre influye en nuestro bienestar general.