El embarazo es una etapa difícil, una que se puede dificultar aún más si no se tiene cuidad con la alimentación. Es por ello que te hemos traído una lista de alimentos para consumir durante el embarazo y así evitar futuras complicaciones.

Sin embargo, debemos recordar que no todas las mujeres podrán comer lo mismo debido a alergias, intolerancia, males o circunstancias específicas que podrían ocasionar reacciones adversas.

La siguiente es una lista que debemos tomar como algo referencial, siempre consultándolo antes con el doctor.

¿Qué alimentos consumir durante el embarazo?

Por lo general, los alimentos para un embarazo saludable vienen a ser los mismos que alguien con una dieta saludable.

No obstante, es de conocimiento común que las mujeres embarazadas suministran nutrientes al bebé por el tiempo que dure la gestación.

Por ello, los médicos especialistas (ginécólogos) recomiendan más hierro, calcio, proteínas y ácido fólico en forma de suplementos, pero es algo que también encontramos en las comidas y vamos a averiguar en cuáles.

Cereales

Diversos tipos de pan, galletas, cereales integrales del desayuno, arroz…todo suma. Son una gran fuente de energía, pues nos aportan hidratos de carbono y grasas poliinsaturadas.

Sin embargo, se debe evitar a toda costa los cereales con altos índices de azúcar y reemplazarlos, como ya mencionamos antes, por el cereal integral.

El cereal integral cuenta con la fibra necesaria para combatir el estreñimiento y las hemorroides, los cuales son problemas muy vistos en etapas avanzadas del embarazo.

Carne

La carne serán un factor importante para esta dieta de embarazo que estamos llevando, pues será uno de nuestros principales proveedores de proteína. Las cocciones al vapor, al asado y a la plancha vienen muy bien.

OJO: Se recomiendan las carnes magras y no las carnes crudas o de embutidos.

Pescado

Aquí es muy importante reconocer los pescados que deberíamos consumir durante el embarazo, pues todos no serán los indicados. Por ejemplo, se recomienda mucho incluir en nuestra dieta al pescado blanco, rico en yodo y vitamina B12.

Por otra parte, los no recomendados son los pescados azules, sus altos niveles de sodio y mercurio resultan perjudiciales para nuestro objetivo.

Legumbres

Si la carne y el pescado nos proveían de proteínas de origen animal, las legumbres lo harán de origen vegetal. Además, son ricas en hierro, fibras y vitaminas, las que nos serán de mucha utilidad.

En este caso, se recomienda aplicar la variación y combinar las legumbres con platillos que incluyan arroz o algo que nos resulte más ligero, pues no siempre es fácil poder pasarlas en un plato enteramente de ellas.

Lácteos

Si no tenemos problema con la lactosa, nuestra fuente de hierro serán los lácteos más comunes que podamos encontrar en casa. Leche, queso, yogurt…

Entonces, ¿qué hay del ácido fólico?

Quizás ya lo sepas, pero el ácido fólico es lo que más recomiendan los doctores en los suplementos. De hecho, es casi obligatorio tenerlos.

Sin embargo, en los alimentos que hemos mencionado se encuentran, en pequeñas porciones, nuestras fuentes de ácido fólico de forma natural para que no dependas mucho de los fármacos.

En Manzana Verde también nos preocupamos por ti y por la salud del bebé, así que, si necesitas un plan nutricional para que tu embarazo no presente complicaciones, no dudes en contactarnos.