La actual situación con el coronavirus (COVID-19) nos ha llevado a preguntarnos qué es lo que exactamente está en nuestras manos para protegernos de este mal. Además de las medidas preventivas como la cuarentena, el distanciamiento social y la correcta higiene que han estipulado la OMS y el Gobierno… ¿qué nos queda? Si bien no hay mucha información o estudios concluyentes al respecto, siempre podemos apostar por fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Entonces, ¿cuáles son los alimentos que nos ayudan con dicha tarea? Conócelos a continuación.

Cómo alimentarnos para fortalecer nuestro sistema inmunológico

Antes de empezar con el listado, queremos recordarte que los productos o alimentos procesados tienen efectos contraproducentes, por lo que sería bueno evitar en la mayor parte de lo posible los dulces, las bebidas azucaradas, las sales y todo indicio de comida chatarra. Sin más preámbulo, vamos a ello.

  1. Cítricos. Infaltables y muy conocidos por ser los más recomendados en casos de resfriados comunes e infecciones agudas. Si bien su efectividad no se ha comprobado para el virus actual que nos aqueja, sí que se ha estudiado a fondo su efectividad en el sistema inmunitario. Además de contener grandes cantidades de vitamina C, muchos de ellos cuentan con probióticos, minerales, antioxidantes, ácido fólico, etc.
  2. Yogurt. Este producto lácteo fermentado cuenta con las “bacterias buenas” (probióticos), las cuales son microorganismos vivos que actúan como reguladores de la respuesta inmune. Entre los beneficios con los que cuentan los probióticos, podemos hallar útil aquel que previene gripes y resfríos. Además, se dice que, de no poder evitarse la enfermedad, la severidad de los síntomas se ven disminuidos.
  3. Ajo. Antibiótico natural y protector de infecciones, el ajo es todo eso y más. Además de estimular el sistema inmunológico, también mejor la efectividad de los glóbulos blancos.
    Se dice que podemos encontrar, por lo menos, 200 compuestos en él y entre ellos están: vitaminas A, B1 y C, magnesio, calcio, hierro, flavonositos, los aminoácidos esenciales y mucho más. Definitivamente un aliado que no podemos pasar por alto.
  4. Brócoli. Probablemente de los que más rechazabas de niño, pero que desde ahora no podrás dejar de prestar atención. El brócoli cuenta con vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y C. Por cierto, ¿sabías que su tallo cuenta con propiedades antioxidantes y fibra? Sin embargo, lo que más nos importa ahora es el sulforafano, la cual es una sustancia que podemos encontrar en esta hortaliza y que estimula el sistema inmune.
  5. Espinacas. Si realmente quieres fortalecerte, las vas a necesitar al igual que Popeye el marino. Las espinacas cuentan con grandes cantidades de betacarotenos y antioxidantes que mejoran la función del sistema inmune cuando se trata de combatir infecciones. Además, previene el riesgo de padecer enfermedades degenerativas y cardiovasculares.
  6. Pescados grasos o azules. Pescados como atún, sardina, bonito, salmón, caballa y jurel son pescados que cuentan con altas cantidades de Omega 3, el cual es un ácido graso poliinsaturado que el cuerpo no puede producir por su cuenta. Por lo general, este ácido actúa de forma positiva al sistema inmune y puede combatir procesos inflamatorios. También puede contrarrestar la fiebre y fatiga que se derivan se diversas enfermedades.
  7. Almendras. Famosas por la fibra que ofrecen y por sus efectos antioxidantes gracias a la vitamina E. Las almendras, además, son ricas en proteínas, hierro, calcio y fósforo; no por algo son las preferidas de los frutos secos.

    Entonces, ¿dónde está el beneficio para el sistema inmunológico? Pues precisamente en la vitamina E, trabajando en conjunto y estimulándolo.
  8. Té verde. Finalmente tenemos esta bebida caliente, la cual es más famosa por sus propiedades relajantes. Sin embargo, no podemos subestimar el impacto que tiene en nuestro organismo. Sus grandes cantidades de flavonoides potencian la función inmunológica y es una de las mejores fuentes de L-teanina, el cual es un aminoácido que ayuda a la producción de glóbulos blancos y a reducir el estrés.

Sabemos que existen muchos más alimentos que contribuyen a fortalecer nuestro sistema inmunológico, pero, si te habrás dado cuenta, en esta lista verás alimentos con los que menos problemas tendrás para encontrarlos en estos tiempos. Además, con la economía detenida, instamos al buen criterio para que escojas los productos más baratos y que produzcan los mismos beneficios que los demás.