¿Te sientes preparado para comprometerte con tu salud y armar una dieta saludable? Si la respuesta es sí, entonces vamos por buen camino. Hay muchas cosas a tomar en cuenta y las detallaremos a continuación, pero debes tener claro tu objetivo antes de iniciar.

¿Para qué armaremos la dieta? ¿Bajar de peso? ¿Subir de peso? ¿Cuestiones de salud? Si ya tenemos la meta clara, entonces también tenemos cubierta gran parte de este proceso.

Consejos para armar una dieta saludable

Cálculo de calorías según tu objetivo.

Necesitas un déficit calórico si lo que buscas es perder grasa. Un déficit calórico se da cuando quemamos más calorías de las que ingerimos y justamente le dedicamos un artículo entero al tema, puedes revisarlo aquí.

Una dieta normocalórica es lo que estás buscando si tu objetivo es mantener el peso. En este caso, las calorías ingeridas tienen que igualar a las calorías que nuestro cuerpo quema.

Si lo que deseas es ganar masa muscular, entonces lo tuyo es el superávit calórico. Aquí consumimos más calorías de las que gastamos.

Para cualquier caso, es necesario tomar todos los datos posibles. Un primer paso sería calcular nuestra Tasa Metabólica Basal, la cual no es más que un nombre para las calorías que requiere nuestro cuerpo para vivir. Podemos utilizar la fórmula de Harris- Benedict para ello.

Repartición de macronutrientes según tu objetivo.

Los macronutrientes son los nutrientes que nos proveen de energía y comprenden a las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Nuestra tarea es encontrar el balance perfecto para el objetivo que tengamos. Los porcentajes que verás a continuación son el estándar, pero lo mejor siempre es consultarlo con un nutricionista.

Macronutrientes para perder grasa. Lo importante aquí es cuidar la alimentación, cualquier descuido cuenta. Los carbohidratos supondrán entre el 35% y 45%, las proteínas entre un 20% y 35% y, finalmente, las grasas entre el 15% y 25% de las calorías totales.

Macronutrientes para mantener el peso. Ya lo sabes, aquí lo que ingresa es igual a lo que gastas. Los carbohidratos suponen un 45%, las proteínas un 35% y las grasas un 25% de las calorías totales.

Macronutrientes para ganar masa muscular. Comer más calorías, pero no a lo loco; todo de acuerdo a tu dieta saludable. Los carbohidratos tendrán entre un 50% y 55%, las proteínas entre un 20% y 25 % y las grasas estarán entre un 25% y 30% de las calorías totales.

Adecuar lo que consumes actualmente a tu plan de alimentación

Posiblemente la parte más difícil de seguir una dieta es aquella donde debemos adherirnos a ella como un nuevo estilo de vida y dejar atrás la comida que no nos ayudaba para nada. Hay muchos factores que influyen en este punto y, en algunos casos, nos llevan al abandono total de la dieta.

La ventaja de contar con un/ nutricionista es que puede realizar un seguimiento de cada pequeño progreso que consigamos y nos motivan a seguir adelante. No obstante, recuerda que el cambio depende únicamente de ti.

Por otra parte, tampoco tenemos que imponernos todo el pie de la letra. Por ejemplo, si tenemos la costumbre de los snacks a media mañana y tarde, perfecto; ya tenemos una ventaja para cuando decidamos iniciar la dieta. Si no fuese el caso, simplemente tendremos que solucionarlo con las tres comidas diarias.

Más frutas, más verduras y más agua.

A estas alturas es algo obvio, pero tendrás que consumir una gran cantidad de alimentos de origen vegetal. Frutas y verduras, de tres a cuatro porciones o 100 gramos diarios de cada uno.

Además, deberás consumir de 2 a 3 litros de agua diarios durante la mañana y la tarde. No es muy recomendable beber mucha agua de noche, ya que tu vejiga puede despertarte en la madrugada e interferirá con tu sueño.


Finalmente, queremos recordarte que Manzana Verde cuenta con una aplicación en la que podrás armar una dieta saludable en base a tus necesidades. (¡Pruébala aquí!). También contamos con diversas recetas diarias que podrás encontrar según el plan que hayas escogido.

¡Te esperamos!