El impulso de comer más de la cuenta se puede deber a muchos factores, pero los mayores causantes en estos tiempos de pandemia son: el estrés y el hecho de estar todo el día en casa. ¿Podemos controlar la ansiedad de comer más de lo necesario? Sí, sí se puede. Por ello, te traemos algunos tips que puedes emplear para evitar caer en tentación nuevamente.

Tips para controlar la ansiedad de comer

  1. La fibra es tu mejor amiga. Los alimentos ricos en fibra te ayudarán a saciar el hambre y la ansiedad será menos frecuente luego de ingerirlos. Podemos encontrar la fibra en en legumbres, frutos secos y los productos integrales: arroz, pan y pasta.
  2. El agua por defecto. ¿No nos pasa que tenemos sed y recurrimos a gaseosas o bebidas que producen hiperactividad? Por ello, es recomendable reemplazar esos refrescos por agua. Además, el agua actúa como depurador natural para el cuerpo; dos pájaros de un tiro. Si por ahí no nos apetece el agua, podemos recurridos a infusiones (sin azúcar).
  3. Comer sin apuros. Puede que seamos de los que aprovechamos en ver nuestras series favoritas a la par que comemos y nos apresuramos para no perdernos nada, pero ahí no sabemos el daño que nos estamos haciendo. En realdad, sea cual sea el motivo, lo mejor es comer despacio para una mejor digestión y aumentar la sensación de saciedad durante el intervalo de comidas.
  4. Reemplaza la azúcar. Utilizar Stevia en lugar de azúcar tiene los beneficios de regular los niveles de glucosa en la sangre, combate la ansiedad por comer y, además, cuenta significativamente con menos calorías.
  5. Mantén tus 5 comidas al día. Controlar la ansiedad de comer no significa privarse de comidas por mucho tiempo, sino más bien comer de forma adecuada en tiempos propicios. Por regla general se recomienda comer 5 veces al día: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena. Además, sería bueno empezar a diferenciar los momentos de hambre y los momentos de ansiedad.
  6. Aléjate de la chatarra. Quizás ahora sea más fácil ya que difícilmente estamos en la calle y, si estuviéramos, serían tan solo para comprar lo primordial. No obstante, si aún así tienes la despensa llena de comida chatarra, significa que tienes otro obstáculo más por superar.
  7. ¡Ejercítate! Como dijimos anteriormente, el estrés es generador de la ansiedad que tenemos por comer de más y ahora más que nunca por la difícil situación que todos atravesamos. Felizmente el ejercicio es algo que podemos hacer tranquilamente desde nuestros hogares, por lo que solo tendríamos que buscar una rutina que se ajuste a nosotros. Si es tu primera vez ejercitando en mucho tiempo, te recomendamos empezar con rutinas cortas y progresivas.
  8. Un plus de triptófano. El triptófano es un aminoácido esencial que aumenta los niveles de serotonina, el cual es un neurotransmisor producido por nuestras neuronas para una comunicación interna. Sucede que la serotonina actúa como un estabilizador del estado de ánimo, por lo que su ausencia genera irritabilidad, angustia y, obviamente, ansiedad. Se recomienda consumir alimentos ricos en triptófano: plátanos, espinacas, tofu, espárragos, piña, lácteos, proteínas animales y frutos secos.

Recuerda que debes evitar a toda costa pasar hambre, incluso si estás fuera de horario. Puedes recurrir a snacks saludables que ayuden a mitigar la necesidad y te satisfagan hasta la próxima comida.

La ansiedad no se podrá vencer en un día, pero te aseguramos que siguiendo estos consejos podrás lograr buenos resultados paulatinamente.