Como bien sabemos, la alimentación de una persona diabética no es la misma que la de los demás. Su dieta y actividad física serán factor clave en el estilo de vida saludable que deberán llevar, sin descuidar sus respectivos tratamientos médicos.

¿Aún cuentas con dudas sobre los alimentos que no deben faltar en tus platillos? Entonces no te puedes perder lo que tenemos a continuación.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que se da cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre es muy elevado, ya que nuestro cuerpo no produce la suficiente cantidad de insulina.

¿Qué es la insulina? La insulina es una hormona que produce el páncreas y su función se basa en facilitar el ingreso de la glucosa de los alimentos en nuestras células para que luego sirvan como energía.

A veces, el cuerpo de algunas presenta las siguientes situaciones:

  • Produce poca insulina
  • No produce nada de insulina
  • Produce insulina, pero no la usa de forma correcta.

Esto ocasiona que la glucosa se quede en la sangre y no pueda almacenarse en las células.

¿Qué restricciones hay en la alimentación de una persona diabética?

Vigilar nuestra alimentación es la principal regla para tener un control del nivel de glucosa en la sangre. Las restricciones alimenticias para diabéticos no significan que se prohíban todos esos alimentos, pero sí que se limiten su consumo. De hecho, las mismas restricciones se dan para las personas que no cuenten con la enfermedad, dado que la alimentación saludable nos involucra a todos.

Azúcares: Quizás está de más decirlo, pero los azúcares son algo que los diabéticos no deberían ni ver. Los alimentos en esta categoría son: golosinas, chocolate, mermelada, helado, galletas y refrescos.

Sodio: Los alimentos con alto grado de sodio (sal) elevan el nivel de presión sanguínea y esto provoca la denominada hipertensión, aquella que da lugar a enfermedades cardiovasculares. Los alimentos en esta categoría son: pizza, embutidos, queso, papas fritas, mantequilla y distintos panes.

Grasa: El consumo excesivo de este tipo de alimentos ocasionan el colesterol alto y pueden desencadenar enfermedades cardiacas. Para evitar complicaciones, debemos limitar los siguientes alimentos: frituras, carnes grasas, etc.

Lácteos: Los derivados de la leche necesitan estar descremados para poder entrar en nuestra alimentación, sino deberán ser eliminados. Algunos ejemplos son: yogurt, queso, nata y margarina.

Harinas refinadas: Estos alimentos representan un gran peligro para las personas diabéticas, ya que rápidamente se vuelven glucosa en la sangre. Estos alimentos son: pan blanco, arroz, pasta y galletas.

¿Qué tipo de alimentos debes consumir en mayor cantidad para mejorar tu condición de diabético?

Por supuesto, así como existe una lista restrictiva en la alimentación de una persona diabética, también existe una contraparte con los alimentos recomendados para mejor nuestra condición. Como lo mencionamos anteriormente, estos alimentos no distan mucho de lo que normalmente se le recomienda comer a todo el mundo.

Carbohidratos saludables. Frutas, vegetales, cereales y panes integrales, legumbres, guisantes y frijoles.

Fibras. La fibra es una gran aliada, ya que nos ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre. Por parte de las verduras y legumbres tenemos: lechuga, zanahorias, espinaca, espárragos, acelga, papas al horno (con cáscara), brócoli, alcachofas, judías verdes, calabazas. Por parte de las frutas: Manzanas, plátanos, peras, mandarinas, ciruelas e higos.

Pescados: Los pescados son recomendados al menos 2 veces por semana en la dieta de una persona con diabetes. El salmón, el atún, la caballa y la sardina son pescados ricos en ácidos grasos omega-3, los cuales nos ayudan a prevenir enfermedades cardíacas.

Grasas amigables: Las famosas grasas “buenas” son aquellas que contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, aquellas que ayudan a reducir los niveles de colesterol. Entre ellas tenemos: palta, nueces, cacahuate y aceite de oliva.


Recuerda que Manzana Verde cuenta con los mejores planes de alimentación, totalmente personalizados y con las calorías necesarias para cumplir tus objetivos. ¡Solo debes registrarte en nuestra aplicación, rellenar la información básica que te solicita y listo! Sabrás qué cantidad de calorías deberás consumir y elegir tu plan de acuerdo a ello.