Entendemos por alimentación balanceada al consumo de alimentos con las cantidades adecuadas de nutrientes que el cuerpo necesita. Seguir una dieta balanceada nos proporciona múltiples beneficios, ya sea para lucir una figura esbelta o por cuestiones enteramente de salud.

Si aun así no estás muy interesado en comer rico y sano, puede que con los siguientes párrafos sí te convenzamos de empezar YA con este tipo de vida.

¿Por qué es importante una alimentación balanceada?

  • Mantenimiento de la salud.
  • Ayuda al crecimiento de los niños.
  • Fortalece el organismo en personas mayores.
  • Prevención de distintas enfermedades.

Puede que no estemos muy interesados en lucir la figura o no tengamos una enfermedad que nos obligue a comer sano… por ahora. Una alimentación balanceada previene y reduce el riesgo de obesidad, diabetes, osteoporosis y muchos otros males.

No esperemos a lo peor para recién ponernos las pilas, así que a tomar nota los nutrientes que nos van a acompañar a lo largo de este estilo de vida:

Carbohidratos: principal fuente de energía

Proteínas: fuente de energía secundaria, pero cuentan con la función principal de formación (o reparación) de músculos, huesos y tejidos.

Grasas: otra fuente de energía, pero que también tiene el papel importante de transportar las vitaminas a todo el cuerpo y proteger los órganos del cuerpo.

Minerales y vitaminas: no son algo nuevo, al igual que los 3 anteriores, pero desde ahora los valoraremos más.

¿Qué debe incluir una dieta balanceada?

Una dieta balanceada debe reunir las siguientes características:

  • Contar con todos los macronutrientes, minerales, vitaminas, fibras y agua.
  • Equilibrada en términos de cantidades al día: 2.2 gr a 2.4 gr de proteína por kg (peso de la persona), 1 gr por kg y la cantidad restante para carbohidratos.
  • Totalmente personalizada. Una dieta balanceada debe adaptar para cada persona de acuerdo a sus características: edad, talla, sexo, actividad física, salud, etc.
  • Variada. Se deben incluir alimentos pertenecientes a cada grupo (frutas, verduras, cereales, legumbres, carnes, pescados, lácteos, etc.)

¿Te parece información demasiado general? ¡A nosotros también!
Veamos qué tan variada puede ser nuestra futura dieta saludable a continuación.

¿Qué alimentos incluir en una alimentación balanceada?

Como se mencionó arriba, una dieta balanceada cuenta con alimentos que pertenecen a los distintos grupos alimenticios. Entre ellos tenemos categorizados:

Energéticos

  • Carbohidratos: arroz, papas, cereales, pan integral, legumbres, pasta, etc. Recuerda que son la principal fuente de energía.
  • Grasas: nata, mantequilla, aceites, margarina, aguacate, etc. Ricas en vitaminas liposolubles. Recuerda que no necesitas grandes cantidades de ellas y que es preferible optar por las menos nocivas.

Plásticos

  • Lácteos: confiables fuentes de calcio, vitaminas y proteínas. Estos pueden ser: leche descremada o semidescremada, yogurt bajo en grasa y queso. Evitemos los productos lácteos altos en grasa.
  • Carnes, pescados y huevos: nos proveen de muchas vitaminas del grupo B, D y A, zinc y hierro, sin mencionar que son buena fuente de proteínas. El pescado es muy importante por su alto contenido en grasas omega 3.

Reguladores

  • Verduras y hortalizas: ricas en vitaminas, minerales, fibra y oligoelementos que el organismo necesita.
  • Frutas: cumplen la misma función que las verduras y hortalizas, pero estas nos aportan sacarosa, glucosa y fructosa con bajo aporte calórico.

¿Cómo planificar una dieta balanceada?

Con la siguiente tabla podrás darte una idea de cómo repartir los distintos alimentos durante el día:

  • Desayuno: leche descremada o yogurt, pan o cereal integral y fruta.
  • Media mañana: infusión y fruta.
  • Almuerzo: Carne o pescado, pasta o papa, ensaladas y pan.
  • Media tarde: Galletas, frutas y leche.
  • Cena: Ensalada, carne o pescado, papa, arroz, fruta o postre (aquí comemos más ligero)

Finalmente, queremos recordarte que Manzana Verde cuenta con una aplicación en la que podrás conocer tu plan de alimentación ideal basado en calorías y así armar una dieta saludable en base a tus necesidades (¡Pruébala aquí!).