Suele ser más “evidente” el cuidar nuestro peso, el lado físico, y dejamos de lado el aspecto emocional. Cerramos un año en donde nuestra salud emocional se ha visto afectada de muchas maneras, siendo el tema financiero uno de los más importantes. Es hora de que te preguntes ¿Cómo impacta tu salud financiera en tu bienestar? Si puedes mantener una buena salud financiera, también tendrás controlado un bienestar mental, físico y social.

Para entendernos mejor, sabes que, para mantener una buena salud, debes realizar ejercicio físico programado, consumir alimentos adecuados, entre otros. Así mismo, para llevar una adecuada salud financiera debes tener el control y manejo de tus finanzas personales.

Definición de salud financiera

Se define como la capacidad que tiene una persona, familia, o una organización de dar cumplimiento a sus obligaciones financieras. Por supuesto, que está basado en una adecuada planeación financiera que tiene claras las metas, asegurando un futuro mejor y responsable.

También hace referencia a la forma de utilizar los recursos económicos que se perciben de la manera más acertada, en todas las situaciones posibles. Tener el control de los gastos y salidas de dinero, dejando el remanente del ingreso con fines positivos.

Pero, no debes dejar a un lado que pueden existir emergencias, en donde necesitamos salir de los planes económicos y que influyen de manera negativa en la salud financiera. Esto, conlleva a la vulnerabilidad financiera, por la amenaza de enfrentarte a este imprevisto.

Por lo tanto, una presión económica negativa, genera una salud mental y emocional de estrés, ansiedad, depresión, entre otros. Es necesario enfrentar el momento con herramientas efectivas para superar el problema. Así evitarás impactos negativos permanentes en tu salud financiera y tu bienestar general.

Algunos aspectos que pueden ayudar a tener un buen manejo de tu salud
financiera

  1. No es fácil, pero tampoco es imposible. Empieza por la adecuada planeación de tu presupuesto financiero, en donde estén plasmadas todas las metas y objetivos a corto, mediano y largo plazo.
  2. Si existen deudas significativas, es tiempo de aplicar un método que te lleve a salir de ellas de forma efectiva. Una buena recomendación es buscar una entidad que te ofrezca mejores condiciones financieras, que por medio de un préstamo para consolidar deudas te permita unificar todas tus deudas con una tasa de interés menor.
  3. Se hace necesario cambiar tu nivel educativo financiero, con el fin de combatir tu vulnerabilidad financiera. La solución la encuentras por medio de capacitación personal, como: conferencias online, podcast, cursos virtuales, libros, videos en youtube, etc. Existen muchos recursos online a los que puedes acceder de forma gratuita.
  4. Además, puedes reforzar todos tus conocimientos por medio de una asesoría financiera, hecha por un experto profesional. Te invitamos a visitar la web de RebajaTusCuentas.com y encontrarás la solución a tu bienestar financiero.

Por último, te recuerdo que la buena salud financiera te forma como persona con principios de responsabilidad y dominio sobre tus finanzas. Te brinda una estabilidad emocional, física y mental en el presente y mejor en el futuro.