Una buena digestión es indispensable para nuestro organismo, dado que su correcto funcionamiento depende de ello al aprovechar la mayor cantidad de nutrientes. Sin embargo, especialmente si te encuentras leyendo esto, sabrás que no todos contamos con una digestión óptima.

Incluso en personas sanas, diversos factores externos (como el estrés) nos juegan una mala pasada y afectan severamente nuestra digestión.

¿Quieres conocer los secretos para tener una mejor digestión? ¡Pues acompáñanos en la lectura!

Consejos para tener una buena digestión

Por efectos prácticos, dividiremos esta sección en dos partes: buenas prácticas y alimentos beneficiosos.

Buenas prácticas para una mejor digestión

  • Respeta tu horario de comidas. No comas fuera de tus horarios habituales, pues nuestro reloj biológico ya está programado para alimentarse a esas horas. Desprogramarlo supone un descontrol total en el organismo que luego toma tiempo repararlo.
  • Tómate tu tiempo al masticar. La primera fase de la digestión está en la masticación del alimento, lo que lleva a una serie de procedimientos que se engloban en la deglución. La importancia de masticar bien está en formar un bolo alimenticio que pueda entrar y circular bien, cosa que no dificulta el proceso.
  • Toma mucha agua. Recuerda que necesitamos cierta cantidad de agua al día y es porque nos ayuda en el proceso de eliminar deshechos. Evita las gaseosas o bebidas procesadas.

Alimentos beneficiosos

  • Proteínas. Claras de huevo, pollo, pavo, leche, pescado etc.
  • Potasio. Es importante para el correcto funcionamiento de muchos órganos y también para la digestión. Como es habitual, lo puedes encontrar en el plátano, pero también en la palta (aguacate).
  • Licuado de naranja. Para empezar bien el día con los vitaminas y minerales que necesitas, además que regula la acidez del estómago. Además, se puede combinar con otras frutas (uvas, fresas y plátanos) y lograr un surtido más nutritivo. Dependerá de ti.
  • Fibra. Una dieta que contenga fibra, es una dieta que previene el estreñimiento y ayuda a la digestión. Puedes encontrarla en frutas como el plátano, la pera, la manzana y en verduras, legumbres y nueces.

Ahora que conoces las mejoras formas de producir una buena digestión, ¿piensas emplearlas? ¡Te leemos en los comentarios!