¿Existe una forma verídica para bajar de peso? Muchas veces buscamos una manera comprobada que nos ayude a bajar o mantener nuestro peso, pero solo nos encontramos con métodos poco confiables o simplemente dietas milagro. ¡No más! El déficit calórico es lo único que necesitas conocer para lograr tu objetivo.

¿Qué es el déficit calórico?

Su significado no es algo difícil de comprender. El déficit calórico es el estado, por así decirlo, donde nuestro cuerpo quema más calorías de las que ingiere. Nos basamos en la ley de la termodinámica (calorías entran, calorías salen) y, dependiendo de la cantidad de calorías que necesitemos perder, tendremos que mantenernos en este estado por más o menos tiempo.

¿Cómo se aplica para perder peso?

Lo primero que haremos será calcular nuestras calorías de mantenimiento, las cuales son llamadas así porque son las que necesita nuestro cuerpo para vivir.

Dichas calorías también reciben el nombre de TMB (Tasa Metabólica Basal) y podemos utilizar una simple fórmula para conseguir el nuestro.

Ecuación de Harris-Benedict:

  • Mujeres: TMB = 66,5 + (9,6 x peso en kg) + (1,8 x altura en cm) – (4,7 x edad en años)
  • Hombres: TMB = 66 + (13,7 x peso en kg) + (5 x altura en cm) – (6,75 x edad en años)

Por supuesto, se requieren muchos más datos de la persona para poder brindar un plan de alimentación adecuado (¡nuestra aplicación te puede ser muy útil!). Aún existen otras variables que puede jugar a favor o en contra: estilo de vida, gustos, preferencias, etc.

No basta con hacer el plan y ya, el seguimiento que proporcionamos también es vital para que la persona se adhiera a su plan y no lo abandone a los pocos meses.

Consejos para mantenerlo

Debemos comenzar de a pocos. Por ejemplo, disminuyendo un 10% en nuestras calorías de mantenimiento y adecuando lo que normalmente ingerimos al nuevo plan de alimentación con déficit calórico. El comienzo es duro, pero los resultados valen la pena.

Por otra parte, a muchas personas se les hace muy difícil poder llegar a un déficit calórico. La solución a este podría ser el ayuno intermitente, el cual cuenta con distintos tipos: ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 12/12 y, aunque posiblemente no lo necesitemos, el ayuno 48.


Te recordamos que puedes consultar tu plan de alimentación en la aplicación de Manzana Verde siguiendo este link. Además, basándonos en tus datos, la aplicación calcula automáticamente la cantidad de calorías que debes consumir para alcanzar un déficit calórico.