¿Una alimentación balanceada y el entrenamiento físico bastará para poder decir que tenemos una vida sana? Muchos creerían que sí, pero nos estamos olvidando de un factor muy importante: el descanso.

No solo hay personas que se olvidan del descanso, sino que también, conscientemente, deciden acortar su tiempo de sueño con tal de obtener mejores beneficios. ¿Será esta una buena idea?

La importancia del descanso en las dietas de pérdida de peso

El descanso es importante para el ser humano en casi cualquier aspecto, puesto que es el complemento de cada día de actividad. Para que te des una idea, nuestro cuerpo gasta entre un 65 y un 75% de energía tan solo por entrar en reposo. ¿Increíble, cierto?

Es decir, en la noche también se queman muchas calorías, más de las que uno se imaginaría.

¿Por qué razón no se puede descansar?

Las razones por las que uno no descansa como se deben pueden ser muchas, pero, si no contamos con algún mal que nos impida dormir, básicamente se dividen en dos tipos: por desconocimiento y por experimentar. ¿A qué nos referimos?

Un ejemplo de desconocimiento podría ser la subestimación del descanso y sus beneficios, mientras que un ejemplo de “experimentar” sería el hecho de acortar el horario de descanso porque así lo dicta alguna dieta súper extraña. Sea cual sea el caso, debemos detenerlo ahora mismo.

¿Qué pasa si no descanso bien?

El no descansar correctamente solo se traduce en problemas, y no solo en el ámbito alimenticio, sino que incluso puede llegar a causar enfermedades. Aquí enlistamos algunos de esas complicaciones:

  • Aumento en el nivel de estrés.
  • Mayor riesgo de sufrir de enfermedades cardio.
  • Menor sensación de saciedad y, por ende, más hambre.
  • Mal humor.
  • Piel irritada.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico
  • Aceleración de la aparición de arrugas.
  • Mucho, pero mucho más.

¿Cómo puedo descansar bien?

Si en este punto ya descubriste que tu punto flaco es el descanso, entonces llegó el momento de hacer cambios. Sonará simple, pero debes ponerte un horario. Nuestro cuerpo necesita entre 6 y 8 horas de sueño para recargar baterías, siempre teniendo en cuenta que, incluso en reposo, estaremos haciendo un gasto calórico.

Existen ciertos hábitos que nos ayudan a conciliar el sueño al final del día, uno de ellos es el de realizar actividad física y muy posiblemente ya lo estemos cumpliendo. Además, debemos evitar cenar cosas pesadas y siempre dos horas antes de acostarnos.

Si aún así persisten los problemas, ya sea para conciliar el sueño o por si no nos sentimos descansados luego de dormir todas nuestras horas, es aconsejable acudir a un especialista por un tratamiento personalizado.


Finalmente, queremos recordarte que Manzana Verde es una app de bienestar en la que podrás conocer tu plan de alimentación ideal basado en calorías y así armar una dieta saludable en base a tus necesidades. Además, encontrarás recetas y entrenamientos. (¡Pruébala aquí!).