El color de los vegetales no es por mera decoración, pues, dependiendo de los fitonutrientes que contengan, su coloración cambiará.

Además, requeriremos de toda la variedad posible de vegetales y frutas para tener una alimentación sana y balanceada. Algunos aportan más fibra, otros fortalecen las células, previenen enfermedades y fortalecen el cuerpo. Mientras mayor variedad tengamos, mejor protegidos estaremos.

El color de los vegetales y sus beneficios

Verde

Tendemos a asociar los vegetales con el color verde porque la gran mayoría de ellos tienen esta coloración, además que era el único color que utilizábamos de niños para colorearlos.

Los vegetales verdes son ricos en fibra, vitaminas C y K, magnesio, ácido fólico, potasio, calcio y un potente antioxidante llamado luteína.

Este tipo de vegetales previenen las enfermedades cardiovasculares y reducen el riesgo de cáncer en el pulmón, colon, estómago y recto.

Son altamente recomendados para las mujeres embarazadas y para las personas que sufren de anemia y cansancio crónico.

Lo ideal sería consumirlo en su forma más cruda posible (con el respectivo lavado), porque de esa forma no eliminaríamos sus nutrientes. La lechuga, el pepino y la palta (aguacate) son buenos ejemplos de eso. También tenemos la opción del vapor con las espinacas, el brócoli, la acelga y el zapallito.

Naranja

Los vegetales anaranjados cuentan con carotenos que reducen el riesgo de contraer enfermedades a causa de virus, bacterias y gérmenes. Es decir, refuerzan nuestro sistema inmunológico.

Además, el betacaroteno es un poderoso antioxidante que en nuestro intestino delgado se transforma en vitamina A, la cual cumple la función estructural de la formación de tejidos, membranas, mucosa, piel, dientes y la retina del ojo. De ahí que te digan que comer zanahorias te da mejor visión.

Por otra parte, y haciendo una mención honrosa, las frutas de color naranja aportan vitamina C, la cual también funciona como antioxidante y agente estructural. Sin embargo, otra de sus funciones consiste en la absorción de nutrientes como el calcio y el hierro. Esto último es bueno especialmente para evitar la anemia.

Rojo

Los alimentos de color rojo relucen por favorecer la circulación, la disminución del riesgo de cáncer, revitalizar el cuerpo y especialmente por sus efectos antioxidantes.

Cuentan con un pigmento llamado licopeno, el cual es considerado como uno de los más potentes antioxidantes. También cuentan con las conocidas antocianinas, las cuales tienen una función anticancerígnas.

Los vegetales y frutos rojos cuentan con Vitamina C al igual que los alimentos de color naranja. Quizás no en la misma cantidad, pero tampoco podemos exigirles de más. No obstante, compensan eso último brindándonos fibra soluble, la cual combate el estreñimiento y previene el cáncer de colon.

En general, los alimentos color rojo nos ayudan a tener una mejor salud cardiovascular, reducir el riesgo de cáncer y otras enfermedades. Por supuesto, no podemos olvidar su efecto para mantener una buena memoria.

Blanco

Que su color no te engañe, los alimentos de color blanco ofrecen más de lo que uno pensaría. Entre sus beneficios contamos con la reducción del riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiacas, lo cual se debe en mayor parte a la flavina (responsable de la coloración blanca)

Los alimentos de color blanco nos proveen de fibras, vitaminas C, potasio y diversos fitoquímicos. Por otra parte, su aporte de calcio es magnífico; nos permitirá reducir la presión arterial y futuras enfermedades cardíacas.

Amarillo

Se podría decir que los vegetales de color amarillo cuentan con las mismas propiedades cítricas que los alimentos naranja. Entre ellos tenemos a los limones, el melón, el durazno, entre otros.

Proveen vitamina C, magnesio, fibras y potasio. Como se mencionó anteriormente, estos nutrientes colaboran con las defensas del sistema inmune, la salud cardiovascular y de la piel.


Si notas que falta coloración en tus alimentos, algo está mal. Tener una dieta balanceada significa equilibrar los distintos vegetales o alimentos, tanto en cantidad como en coloración. Además, la monotonía de colores también tiene un efecto negativo.

Recuerda que Manzana Verde cuenta con planes alimenticios que se ajustan a tus necesidades. Nuestros coloridos platos prometen acompañarte en tu día a día para alcanzar esa meta que te propones. Si aún no te registras, ¿qué esperas? Hazlo desde este enlace.