Las verduras y los vegetales son alimentos esenciales en la vida de toda persona, sin embargo, no todos disfrutan comerlos y terminan por desbalancear su dieta. Aunque,en la mayoría de casos se debe a su sabor, en algunos otros casos la poca tolerancia a ellos se debe a malas experiencias/impresiones o prejuicios.

Entonces, ¿quieres conocer formas ricas de comer verduras y vegetales? Conoce aquí la manera en que verás con mejores ojos a estos indispensables alimentos.

Importancia de las verduras y vegetales en nuestra dieta

Comencemos hablando por la importancia que tienen las verduras y vegetales en nuestras comidas diarias. Quizás no sean muy perceptibles al poco tiempo de consumirlas, pero, en realidad, nos aportan una gran nutrientes que incluso pueden reemplazar los que encontramos en alimentos de procedencia animal.

Por ejemplo, sabemos que la vitamina A y C, en su mayoría, proviene de los vegetales. No solo eso, sino que el hierro, el calcio y la fibra alimentaria también podemos obtenerlos de la misma forma. Si bien la fibra alimentaria no es un nutriente como tal, es necesaria para regularizar nuestra digestión.

Cómo encontrarle el gusto a las verduras y vegetales

El truco para encontrarle el gusto a las verduras y/o vegetales está en el camuflado que le puedas dar. De esta forma pasarán desapercibidos y aún así gozarás de sus beneficios.

¿Camuflado? No entiendo bien eso.

No te preocupes, te lo explicamos con los siguientes casos:

Incorpóralas en tus batidos: si eres de los que gustan de los batidos de frutas, puedes ir añadiendo pequeñas cantidades molidas de verduras (espinacas por ejm). La variación del sabor será imperceptible y el único cambio notorio será la coloración. Haciendo esto gradualmente te hará más tolerante a ellos y puede que en el futuro termines haciendo batidos de verduras.

Combínalas en tus guisos: puedes cortar verduras en pequeños trozos y combinarlos en tus guisos favoritos. Lo mejor sería ver qué vegetales pueden encajar perfecto con tus platillos de cada día y no solo no los vas a notar, sino que vas a amar esa perfecta combinación que has creado.

Añádelas en tus tortillas: todos conocemos muy bien las tortillas de papa que usualmente se sirven como desayuno, pero… ¿has probado las tortillas de calabacín o de espinaca? Alguna de ellas no presentan mucha variación en el sabor, pero, incluso cuando lo hacen, la textura de la tortilla hace que se deslicen suavemente por nuestra boca sin mayor complicación.

Platillos agradables de verduras y vegetales

La mejor forma de perder miedo a los vegetales, en general, es intentando platillos nuevos que nos llamen la atención. Como lo mencionamos anteriormente, el rechazo de muchas personas hacia estos alimentos se puede deber hasta por la cosa más pequeña; dígase apariencia o presentación.

Entonces, aquí te traemos una receta de entrada que te puede ayudar a cambiar de perspectiva:

Sopa juliana de verduras

El corte juliana consiste en cortar las verduras en tiras de 5 cm muy finas que pueden hacerse fácilmente con un rallador o una mandolina.

Quizás ya te has rehusado a probar la sopa de verduras, pero la versión que te proponemos cuenta con una presentación más amigable y no pasa nada si decides quitar uno o dos de los ingredientes por conveniencia.

Ingredientes (4 personas)

  • 3 zanahorias cortadas en juliana
  • 2 nabos cortados en juliana
  • 1/2 col blanca cortada en juliana
  • Repollo cortado en juliana
  • 1.200 ml de caldo de verduras
  • 2 ajos
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Opcional: 1/2 cebolla o hueso de jamón

Preparación

  1. Lo primero sería hacer el corte juliana en las verduras en caso aún no lo hayas hecho y ponerlas en un recipiente.
  2. Muchos solo utilizan ajos, pero hay quienes acompañan con cebollas. En cualquier caso, córtalas en pequeños trozos.
  3. Añade dos cucharadas de aceite de oliva a una olla mediana y luego coloca la cebolla picada cuando esté caliente. Sofríe por un par de minutos y recién ahí añades el ajo por un minuto más.
  4. Para este paso ya deberíamos ir añadiendo las demás verduras y calentar por unos 3 minutos. Si gustas, puedes colocar el hueso de jamón para un sabor más especial.
  5. Finalmente añadimos el caldo de verduras, la cucharadita de pimentón dulce y el salpimentado respectivo. Dejar cociendo por 8 minutos y ya estará lista para servir.

Recuerda que Manzana Verde cuenta con platillos que poseen la dosis necesaria de verduras y vegetales con una muy agradable presentación. Además, estos platillos van variando semanalmente para que tengas muchas más opciones de escoger y que a la vez se complementen con tu dieta.

Si aún no te registras, ¿qué esperas? Únete mediante este link y accede a todos los beneficios que ofrecemos.