Casi por obligación, un paciente diagnosticado con diabetes deberá llevar un estilo de vida saludable, siendo su dieta y actividad física pilares importantes de ella, acompañado, por supuesto, de los respectivos hábitos de vida adecuados y su tratamiento médico.
En este artículo nos enfocaremos en tratar los hábitos alimenticios para una persona que ya cuenta con diabetes o por si busca evitarla.

¿Por qué crear hábitos alimenticios para la diabetes?

Quizás ya lo sepas, pero adecuarse a un plan saludable de alimentación nos permitirá llevar un mejor control de la azúcar en la sangre. Además, podrás controlar otros factores de riesgo como el peso, la presión alta y los triglicéridos.

Probablemente su médico ya le haya prohibido algunas comidas o productos puntuales, pero hay algunas cosas que aún podría comer en porciones pequeñas y de vez en cuando. Veamos cuáles son.

Alimentos recomendados para la diabetes

Hidratos de carbono. Son los que más influyen en la glucosa que ingresa a nuestra sangre, por lo que la glucemia dependerá de la calidad o cantidad de estos.

  • Hidratos de carbono simples: son los que debes evitar, pues se digieren muy rápido y la azúcar que llevan pasan al torrente sanguíneo en cuestión de minutos. Los encontramos en la azúcar refinada (sacarosa), azúcar marrón y blanca, dulces, caramelos e incluso en alimentos sanos como las frutas (fructosa) o la leche (lactosa).
    ¿Entonces ya no podré comer frutas nunca más? Aún podrás comerlas, pero con la debida moderación que ya te debe haber dicho el doctor.
  • Hidratos de carbono complejos: son los que tardan más en digerirse, logrando así que los niveles de glucemia no sean tan elevados. Se encuentran en las fibras, el arroz, los cereales integrales, las verduras y en ciertas frutas (manzanas, uvas, naranjas).

Grasas amigables. Como ya lo mencionábamos, el control del peso es un factor de riesgo que podría complicar nuestra situación, pero no es como que tenga un impacto directo a la glucosa en nuestra sangre. Sin embargo, nunca está de más prevenir. Idealmente se prefieren las monoinsaturadas y las poliinsaturadas:

  • Monoinsaturadas: palta (aguacate), aceite de oliva y frutos secos
  • Poliinsaturadas: pescados como el atún, sardina, salmón y la trucha

Proteínas. Nuevamente, para controlar mejor nuestro peso, las proteínas no pueden faltar en nuestra plan de alimentación saludable. Deberían representar, por lo menos, el 18% de nuestra consumo diario de calorías. Las encontramos en:

  • Huevos
  • Carne
  • Lácteos
  • Huevo
  • Legumbre
  • Pescados

Alimentos que debo limitar. Son los que prácticamente ya no se podrán comer, pues complicarían severamente la prevención y cuidado que estamos llevando a cabo:

  • Grasas trans. Salchichas, tocino frito, mantequilla, carne de res.
  • Grasas saturadas. Productos procesados (los snacks no saludables)
  • Dulces. Obviamente ya lo sabes, pero olvídate de los helados y casi cualquier cosa que encuentren en la dulcería.
  • Bebidas azucaradas. Las gaseosas y bebidas deportivas. Incluso los jugos hay que tomarlos con severa moderación.

Ahora que sabes un poco más sobre los planes alimenticios a tener en cuenta para la diabetes (o para prevenirla), queríamos recordarte que Manzana Verde te puede ayudar a conseguir ese objetivo que se ha planeado para ti o también nos lo puedes consultar si aún no está del todo claro. Por supuesto, nunca debes olvidar las indicaciones que te dé el doctor.

¡Hasta luego!