La piel de naranja, también muy conocida como la temida celulitis, es un problema que afecta a muchas personas, pero principalmente mujeres y se presenta por distintos factores.

Sin embargo, puede prevenirse fácilmente tomando en cuenta algunas indicaciones e incluso se puede reducir una vez ya haya aparecido.

¿Qué es la piel de naranja?

La piel de naranja es una alteración en el tejido celular subcutáneo (hipodermis), donde se va acumulando grasa en forma de hoyuelos y dando origen a la celulitis una vez esa grasa empuje el tejido a la superficie.

Por lo general, esta grasa se acumula en ciertas partes del cuerpo como el estómago, los muslos, los glúteos y las nalgas. Además, se dice que entre el 85% y 90% de la población mundial femenina padece de este problema.

¿Cómo se origina la celulitis?

Hay varios factores que pueden originar esto, algunos de ellos biológicos y otros causados por nuestra propia irresponsabilidad. A continuación te mostramos cuáles:

  • Edad: la celulitis tiende a presentarse más a medida que envejecemos.
  • Genes: en muchos casos suele ser hereditaria y se vuelve una lucha constante contra ella.
  • Sexo: la celulitis es mucho más común en las mujeres que en los hombres.
  • Mala alimentación: la grasa influye mucho en esto y las mujeres con sobrepeso son más propensas a la piel naranja.
  • Sedentarismo: estar sentado en algún lugar por mucho tiempo, como en la oficina, solo permite que las grasas se sigan acumulando.

¿Cómo eliminar la piel de naranja?

Llegando ya a la parte principal del artículo, queremos mencionarte los buenos hábitos por los que puedes optar para prevenir y/o reducir la celulitis:

  1. Hacer ejercicio. Un poco de caminata al día activa la circulación de las piernas y evitas que la grasa se quede estancada ahí. Deja los taxis y camina un poco al trabajo; si tienes que subir unos 10 pisos hasta la oficina, utiliza las escaleras y no el elevador.
  2. Bebe agua seguido. El agua, siendo el principal purificador de toxinas, favorece mucho a la eliminación de toxinas en nuestro organismo.
  3. No permanezcas en la misma posición. En tu caso, trata de estirar un poco las piernas o busca una excusa para caminar en la oficina.
  4. Aliméntate contra la celulitis. Si tu plan nutricional te lo permite, incluye alimentos como la piña, la fresa, la papaya, los espárragos y la cebolla; dichos alimentos tienen efectos antiinflamatorios, drenadores y anticelulíticos que te servirán demasiado.
  5. Evita las bebidas alcohólicas. Por lo menos, trata de reducir su consumo. Son causantes de la retención de líquido y afectan a nuestras piernas.
  6. Come mucha fibra. La fibra nos ayuda a combatir el estreñimiento, el cual es causante directo de la piel de naranja.

Entonces, ¿qué medidas tomarás para librarte de la piel de naranja?

¡Cuéntanos cómo te fue en los comentarios!