El hipotiroidismo es el trastorno que se produce por la falta de actividad en la glándula tiroides y la insuficiente cantidad de hormonas tiroideas que produce.

En una primera impresión, el hipotiroidismo no presenta síntomas que se puedan notar o diferenciar de otros males comunes; sin embargo, si no se llega a tratar, puede ocasionar problemas como la infertilidad, la obesidad, dolor en las articulaciones, enfermedades cardíacas o incluso problemas psicológicos que tienden a confundirse con la depresión.

El primer paso para descartar si padecemos de hipotiroidismo es verificar si nuestros males actuales coinciden con sus primeros síntomas. Vamos a ello.

Síntomas del hipotiroidismo

Los síntomas del hipotiroidismo pueden variar dependiendo la gravedad de carencia de hormonas, pero, por lo general, estos signos se desarrollan de forma lenta durante varios años. Como lo mencionamos al principio, estos síntomas primerizos suelen ser imperceptibles o suelen confundirse con los de otros males/enfermedades. Te podrás dar cuenta de esto al ver la siguiente lista:

  • Estreñimiento
  • Debilidad en los músculos
  • Piel seca e irritada
  • Cansancio
  • Hinchazón en el rostro
  • Aumento de colesterol en la sangre
  • Tristeza/depresión
  • Ronquera
  • Descontrol en el peso
  • Sensibilidad al frío
  • Irregularidad en los períodos menstruales
  • Problemas de memoria
  • Arritmia
  • Dolor articular
  • Disminución de lívido

Tratamiento para el hipotiroidismo

El tratamiento para el hipotiroidismo suele ser el uso oral de levotiroxina, la cual es la hormona tiroidea sintética. Lo que hace esta pastilla es reponer el nivel de hormonas que el paciente originalmente debería tener o producir. Por ello, la dosis variará dependiendo de la gravedad de hipotiroidismo con la que se encuentre cada persona.

Muchos pacientes sienten una mejora significativa a los pocos días de llevar el tratamiento y, al pasar el tiempo, la dosis se reduce gradualmente según lo vaya indicando el doctor en los controles; no obstante, el tratamiento con levotiroxina es para toda la vida.

Alimentos recomendados

Hablando estrictamente, no existen “dietas” para las personas con hipotiroidismo, pero lo que sí se recomienda encarecidamente es incluir el yodo en las comidas y evitar aquellos alimentos que dificultan su absorción o facilitan su eliminación; es decir, cumpliendo esas reglas, podemos armar nuestros platillos como deseemos.

Por ello, se recomienda comer:

  • Pescado. Prácticamente cualquier pescado sirve, sean blancos, azules, enlatados e incluso mariscos. Puedes incluirlos en tu semana dejando un día, cosa que los ves hasta un máximo de 4 días.
  • Sal yodada. En realidad, puede ser la sal marina que todos conocemos, pero vamos… tiene ‘yodada’ en el nombre, por supuesto que nos servirá más. La podemos encontrar en tiendas nutricionistas y hasta en el supermercado.
  • Lácteos. Un aliado que suele ser dejado de lado, pero que también hace un aporte importante de yodo. Quesos, leche, etc.
  • Otros alimentos ricos en yodo. Se aconseja tener precaución con otros alimentos que contengan altas cantidades de yodo, pues pueden alterar la glándula tiroides de una forma que ni nos imaginamos. Las algas son un buen ejemplo de esto.

Alimentos no recomendados

Se recomienda evitar o no consumir en exceso:

  • Soja. La soja interfiere en la absorción del suplemento de la hormona tiroidea (levotiroxina) de nuestro tratamiento. Esto será previamente anunciado por tu doctor, pero, en caso se le olvide, consúltale.
  • Crucíferas. Se tenía la idea de que las crudas (coliflor, repollo, coles, etc) representaban un peligro para las personas con hipotiroidismo, ya que dificultaban la absorción del suplemento. Sin embargo, esto se ha desmitificado con el paso de los años, pues, en realidad, el problema surgía cuando se consumían crudas. De cualquier forma, un par de ensaladas a las quinientas no hace daño.
  • Otros suplementos. Suplementos de calcio y hierro pueden llegar a interferir con la absorción si no se toman las medidas necesarias.

En general, incluso si se recomienda evitar dichos alimentos, se pueden consumir con un intervalo significativo antes de tomar la tiroxina o los alimentos con yodo. Pregúntale a tu doctor cuáles son los espacios de tiempo adecuados para cada alimento.


Recuerda acudir al médico apenas notes una coincidencia con los síntomas, especialmente si son asiduos. El estreñimiento, la “depresión”, el debilitamiento muscular y otros más pueden ser engañosos; está bien no ser alarmista, pero tampoco minimicemos las cosas.