Kiara Ezquerra es nuestra feliz cliente en Manzana Verde, y hoy nos cuenta su vida antes y después de adquirir uno de nuestros planes nutricionales. Cabe destacar que también se apoyó en nosotros en tiempos de cuarentena, ¿quieres saber cómo? Echemos un vistazo.

Alimentación saludable: un antes y un después

Kiara recuerda los malos hábitos que tuvo antes de iniciar su plan de alimentación, los cuales incluían: un desordenado horario de sueño (¡su día empezaba a las 3 de la tarde!), comer cualquier cosa que encontrara y, cuando iba a comer menú, pedía salchipapa a las 2 de la madrugada y, en muchas ocasiones, sus cenas llegaban a ser 3 panes y una gaseosa. “Era una desgracia”, nos comenta entre risas al recordar esa vida de mala alimentación.

Al igual que muchas personas, Kiara estaba obligada a esto a causa de su trabajo. El problema fue que este estilo de vida duró año y medio y esto le causó un mal en la columna; subió casi 20 kilos sin darse cuenta.

Sin embargo, y por recomendación de sus hermanos, inició su alimentación con Manzana Verde por dos semanas. A pesar del corto tiempo, empezó a notar cambios: el cabello ya no se le caía (antes creía que era por el estrés) y su piel empezó a verse mejor.

Manzana Verde incluso en cuarentena

Lamentablemente, esas dos semanas con nosotros fueron las únicas, pues cayó la cuarentena y nuestro servicio de delivery se vio interrumpido por un par de meses. No obstante, Manzana Verde envía planes de recetas a sus clientes y Kiara aprovechó este tiempo para seguir esos planes y no perder el progreso que había logrado.

Una vez que se retomamos los pedidos, empezó a pedir nuestras comidas y decidió verificar su peso. Ella creía que solo habría bajado un par de kilos, pero en realidad fueron 8 kilos y ese fue su gran motivo para continuar con su plan de alimentación.

Eso no fue todo, ya que también notó un cambio significativo en su día a día. Antes sufría para llegar hasta su casa (en el 5to piso), pero ahora cuenta con energía suficiente para ello. ¡Valió la pena mantener el progreso!

Ahora, Kiara tiene otro trabajo y su estilo de vida también ha cambiado. Ya no solo cuida su alimentación, sino que trata de llevar una vida más saludable en general. ¿Su objetivo? Llegar a su peso normal.

Lo que más valora del servicio de Manzana Verde

“El ahorro de tiempo, definitivamente. El tiempo es un recurso que no puedes recuperar”.

En esta cuarentena, Kiara se dio cuenta todo el tiempo que uno invierte comprando los insumos y cocinar, rezando para que la comida salga rica y finalmente tener que lavar los servicios. Según sus cálculos, son 4 horas que pasaría en la cocina y considera que es tiempo valioso que puede destinar para otras cosas.

Además, nos cuenta que ella es “un poco especial” con las verduras, pero con Manzana Verde ni se da cuenta que las está comiendo. “Es chévere hacer un cambio sin que te des cuenta”, añade.