Los suplementos proteicos son productos nutricionales que poseen una gran cantidad de proteína en su estructura. Hoy en día, los que cuentan con mayor popularidad son los suplementos en forma de polvo, pues tan solo se necesita mezclar con agua o nuestro batido favorito para obtener todos sus beneficios.

No obstante, el problema viene cuando se consumen sin la supervisión de un profesional o alguien capacitado, ya que esto puede desencadenarse en diversos males por su consumo en exceso.

¿Quieres conocer más al respecto? ¡Entonces acompáñanos!

¿Cuál es la función de los suplementos proteicos?

Los suplementos proteicos son esencialmente eso: suplementos. La razón de su consumo puede deberse por distintas maneras, pero su función compensadora de proteínas siempre será la misma.

Por lo general, son utilizados por personas que ejercitan mucho a diario (atletas profesionales), que son recurrentes al gimnasio y los que tienen dificultad para absorber las proteínas de los alimentos.

Los hay de varios modelos y tamaños: alimentos sólidos, barritas, galletas, polvos, tortas e incluso marcas reconocidas de dulces cuentan con versiones proteicas de los mismos.

Ventajas y desventajas de su consumir suplementos proteicos

Ventajas:

  • Suponen un reemplazo perfecto para los casos de deficiencia proteica debido a enfermedades o trabajo extenuante.
  • Presentan muchas formas de consumo y se adecuan fácilmente a nuestras dietas.
  • Son prácticas de llevar a cualquier lugar.
  • Nos ayudan a tonificar la masa muscular con tan solo 25 gramos de proteína luego de la sesión de ejercicios.
  • Con el fin de bajar de peso, pueden reemplazar, hasta cierto punto, el consumo de calorías de nuestra dieta diaria. Para estos casos suelen utilizarse los suplementos acompañados de leche, frutas y fibra.
  • Gran parte de los suplementos en polvo contienen suero, caseína y soja, las cuales son proteínas que contienen los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede fabricar por sí mismo.

Desventajas:

  • Un consumo excesivo produce un desequilibrio en nuestro organismo, lo cual ocasiona alteraciones en el funcionamiento renal y hepático.
  • Los batidos de proteína resultan de una preparación química, por lo cual no todos pueden ser tolerantes a ellos.
  • Puede haber un incremento en la excreción del calcio, lo que resulta en la debilitación ósea de la persona.
  • Sin una receta de un profesional sobre la cantidad exacta que debemos consumir, los suplementos pueden crear un desbalance nutricional y tendrían un efecto contrario al que buscamos.

Batidos proteicos naturales

Si los suplementos no son lo tuyo, puedes probar los batidos caseros de proteínas y complementar tu alimentación con esta alternativa. A continuación te brindamos unas cuantas recetas naturales y deliciosas.

Batido de Avena y Manzana

Ingredientes

  • 2 tazas de leche
  • 1 manzana
  • 3 cucharadas de avena
  • 2 cucharadas de manteca de almendras
  • Cacao en polvo al gusto

Preparación

Simplemente colocamos todos los ingredientes en la licuadora y esperamos hasta ver un color uniforme. Al finalizar, añadimos el cacao.

Batido de plátano

Ingredientes

  • 2 plátanos
  • 1/2 litro de leche
  • 5 claras y 2 yemas de huevo
  • 3 cucharadas de avena

Preparación

Igualmente, solo se necesita colocar todos los ingredientes en la licuadora. Mézclalos hasta que no hayas grumos.

Batido de nueces

Ingredientes

  • 1/2 vaso de agua
  • yogur bajo en grasa
  • 50 gr de nueces
  • 3 claras de huevos cocidas
  • 1 plátano
  • 355 ml leche deslactosada

Preparación

Es algo obvio para este punto. Adicionalmente, puedes agregar un poco de hielo o poner a refrigerar este batido.


Como ya te habrás dado cuenta, los suplementos proteicos solo deberán utilizarse por la recomendación de un especialista. Recuerda que no todos necesitamos las mismas cantidades y que el consumo en exceso podría ocasionar problemas en tu organismo.